3 años como mamá y un beso grande al cielo

11:52

Toca reflexionar, vuelvo la vista atrás y creo que apenas me reconozco. Llevaba deseando escribir una entrada de reflexiones meses, pero las circunstancias a veces se complican y te pinzan el alma tan fuerte que necesitas parar a coger aire para volver a respirar. El año que terminó salió con un pequeño temblor, enero nos recibió con una bofetada de las grandes y en marzo el golpe fue más duro aun. Adiós papá, o mejor hasta siempre


Me cuesta escribir estas líneas pero las siento necesarias para que quede grabado también a fuego aquí, para releer, porque me da mucho miedo olvidar, para seguir repasando fotos y vídeos del pasado mientras se me empañan los ojos de lágrimas. Para hacerme fuerte, para que nos hagamos fuertes, para que sepamos vivir con un trozo de vacío en el corazón para siempre, para ser capaz de explicarle a mi hijo que el abuelo está en una estrella en lo alto del cielo cada vez que pregunta o dice que esperemos a que vuelva.


Este, mi blog personal, mi entre brochas y paletas, mi vía de escape, el escaparate al mundo de mi lado beauty pero que a veces hace un inciso para compartir pensamientos y reflexiones. Hoy cumplo tres años como madre, tres años en los que siento que no soy la misma, en que cada día pongo la paciencia al límite, a veces siento que no puedo más y al momento estoy besuqueando hasta el infinito a mi hijo por toda la cara, o comiéndomelo a cosquillas. Tres años que debería celebrar con mucha alegría y felicidad, que celebraré pero no será lo mismo porque existe ese vacío.

Tres años en que se me ilumina la mirada cada vez que hablo del cachorrón, pero en los que sigo intentando guardar su intimidad en redes. Tres años de mamina a mamá, de muchos parloteos, porque el señor habla lo que no está escrito, de felicidad pero a veces de desesperación. Porque ser madre es agotador y siempre digo que te vuelve un tanto bipolar, te pone al límite desde el minuto uno y cuesta explicar, aunque a la vez tengo la suerte de sentirme tan apoyada por otras cuantas madres, en la distancia, de esas que aunque no te conoces en persona es casi como si fueran familiar. Crear un círculo de ese tipo es necesario, hace que te desesperes menos, que te sientas comprendida, apoyada y respetada, es vital.


De sentirme cuestionada por tantas cosas... pero a la vez ver que otras dan su fruto por lo sociable que es, cariñoso, los gracias y los por favores, cuando se inventa cuentos e historias, cuando se le queda el mínimo detalle de cualquier cosa que ve a la primera. De darme cuenta que ya no es un bebé, que ya se hizo niño y el tiempo ha volado tan a prisa... da vértigo, da vértigo ver como avanza.

Y celebraremos una fiesta, una fiesta con casi todos los nuestros, comida, globos, música y muchas risas. Aunque es en días como hoy,cuando se hace aun más presente ese "Ojalá poder volver a abrazar a alguien que se fue para arriba", que vi en instagram para hacerlo un poquito mío. Ojalá la explicación tan sencilla que le da mi hijo, de que si está en una estrella es porque se ha subido en un cohete y que ir a verle es tan fácil como subirnos juntos en uno.


Seguiremos jugando al fútbol, en el parque, con los muñecos, con los coches, haciendo un robot de una caja de cartón, una torre apilando cualquier cosa, paseando con Tigre, leyendo cuentos, comiendo arbolitos o fresas, tirándonos en el sofá para hacer la guerra de cosquillas o atraparnos con las pinzas de un cangrejo, nadar en la piscina... Seguiremos disfrutando cada minuto del día, de jornadas que se hacen maratonianas porque toda la energía que tiene parece que me la roba. Felices tres, felices todos los que estén por venir, porque tu sonrisa es de las cosas que no tienen precio y cura un poquito nuestra alma.

Gracias a quienes leéis, porque parte de mis ganas es fruto de vuestra compañía. Gracias a quienes me apoyáis o me tiráis de las orejas, con quienes intercambio notas de voz de más de seis minutos, los de a las buenas y a las malas. Gracias por demostrarme lo que es la más bonita de las amistades, gracias sin nombre porque cada una de esas personas sabe que está implícita en el agradecimiento.



Quizá también te interese

28 comentarios

  1. Que bonito Diana. Siento muchísimo el duro golpe. Pero tienes una razón preciosa de 3 años para seguir adelante. Besitos gigantes y felices 3 añitos!!!😘😘😘

    ResponderEliminar
  2. Es muy duro perder a un ser querido. Mucho ánimo y felicidades por esos 3 años de mami, yo llevo uno.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo siento muchísimo, es duro perder a un ser querido, aunque por otro lado sigues teniendo ese crecimiento personal, muchas veces hay que aprender a ser fuerte =)
    Felices tres añazos al peque!

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Me encantan tus reflexiones porque me haces reflexionar a mí también sobre muchas cosas. Y además bienvenidas sean si con eso te cura un poquito el alma. Mucho ánimo y felicidades al cachorrón y a sus papis :)

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por esos tres años. Las perdidas son dolorosas y más si es de un padre, una madre o un hijo.. adelante y mucho ánimo y a disfrutar de la felicidad que tu hijo te ofrece.

    ResponderEliminar
  6. Mucho ánimo y felicidades al peque! A seguir adelante y con mucha fuerza!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me ha fascinado tu entrada, me he sentido muy identificada ya que me queda poquito a mi para cumplir dos años como madre y comparto cada una de tus palabras. Muchas felicidades!
    Tienes una nueva seguidora

    http://www.piccolodimoda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Cómo te entiendo, cuando alguien querido se va, cuesta mucho superarlo, y lo mejor es que con el tiempo quedan los mejores momentos en la memoria

    ResponderEliminar
  9. Ufff se me ponen los pelos de punta. Siento mucho, mucho tu pérdida. Decir que el tiempo ayuda a mitigar el dolor no sirve de mucho ahora, pero al mismo tiempo tu peque estoy segura de que es un apoyo tremendo capaz de sacarte una sonrisa en los peores momentos. Felicidades por tus tres años como mami. Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Me ha emocionado mucho leerte porque te entiendo de corazon. En otro momento, en otra etapa pero lo vivi....y es dificil y un trabajo de por vida...y aprendes a vivir con ello (pero no por eso no duele) aprendes a hablar con una estrella y a imaginar que diria. Y procuro tenerlo presente para que mi hijo sepa quien era y lo conozca a traves mia. Y la experiencia de ser mami.....totalmente sorprendente, nunca te conoces lo suficiente, la paciencia que se puede llegar a tener y lo feliz que se puede llegar a ser a la vez. Ser padres ha sido, es y sera lo mas duro, satisfactorio, estresante, feliz, emocionante...que haremos en la vida, eso decimos mi chico y yo! Feliz cumpleaños a tu peque, me hace ilusion verlo crecer (entiendeme el sentido), nuestros peques se llevan poco y me siento conectada por eso un poco a ti. Un besazo supermami!

    ResponderEliminar
  11. Se me han llenado los ojos de lágrimas. ¡Muchísimo ánimo! Disfruta mucho de tu niño, estoy segura que lo verás en él y que te da la alegría que has perdido en estos momentos. Un abrazo fuerte Diana, de esos que reconfortan más que las palabras.

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado la imagen del cohete.
    Un post muy bonito, pese a todo, pero no te quedes en la pena y en la pérdida. Tu padre te sigue dando fuerzas cada día aunque ya no esté, proque todo lo que viviste y aprendiste de él lo llevas dentro, aunque ni siquiera seas consciente de ello; y, por otra parte, esa celebración merece serlo a todo lo que da, porque es un logro, más que nunca. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. Desde luego ha sido un inicio de año bastante duro pero ya sabes que lo bueno se hace esperar y aún quedan muchos meses de este año para disfrutar al máximo. Y ese cachorrito que tienes ya es un cachorrón. Felicidades Diana!

    Besos

    C

    ResponderEliminar
  14. Una entrada sin igual, nos has abierto el alma y eso se agradece mucho, pues imagino lo que te ha tenido que costar. No ha sido un buen empiece de año, pero lo que mal empieza bien acaba y seguro que algo muy bueno te deparará el destino. Disfruta de esos momentos con tu cachorro que son los que nos dan la vida. Un besazo enorme bonita

    ResponderEliminar
  15. Mi querida Diana, qué diferente esta entrada tuya a las que nos tienes acostumbrados. Pero con tu permiso, añadiré, que qué necesaria y humana.
    Como madre, tres años ya, tres años en los que cada día ves crecer a esa personita especial y te llenas de gozo. Como hija, ¿qué decirte? Siento mucho que ese gran beso tengas que darlo al cielo por no poder ya darlo aquí, en la tierra. Solo decirte que lo siento mucho y que desde aquí te envío el más fuerte de los abrazos y el beso más cálido.

    ResponderEliminar
  16. Tienes la capacidad de escribir sobre emociones de una manera que llega pero a la vez es tierna, cercana y esperanzadora. ¿Te has planteado (o a lo mejor ya lo haces) escribir otro tipo de cosas, ficción o algo así? ¡Es que creo que lo harías muy bien!
    Bueno, curiosidades aparte, qué te voy a decir. Ya sabes que sentí tu pérdida y ahora me ilusiona ver a tu peque, tan grande ya, que lo hemos "visto nacer" por estos lares, como quien dice.
    Un abrazo, Diana.

    ResponderEliminar
  17. Qué bonita entrada, Di, y qué bonito tu cachorro, tan parecido a su madre y a su abuelo, seguro. Mucho ánimo y muchos besos, ya sabes que estoy por aquí cerquita.

    ResponderEliminar
  18. tu padre siempre estará contigo, al igual que los míos lo están todos los días del año.
    felicidades a tu cachorrón, espero que hayáis disfrutado mucho del dia

    ResponderEliminar
  19. He perdido familiares y gente cercana, pero no me quiero imaginar como puede ser el dolor de perder a un padre o una madre, debe ser durísimo y algo que quizás no se supere, solo que se aprenda a vivir con ello.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  20. Lo siento mucho, guapísima. Y felicidades por esos 3 años.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Que post más emotivo que seguro que desde el cielo tienes a tu padre emocionado. Que rápido pasa el tiempo cuando hace nada todavía estabas embarazada. Felicidades a tu peque y que la suerte le acompañe en la vida.

    ResponderEliminar
  22. Hola Diana, la vida es por desgracia en ocasiones dura y nos pone pruebas que hay que superar. Tu tienes una razón muy poderosa para ello, ese precioso niño que seguro ilumina tus días. Hay que ser fuerte siempre, y tirar para adelante. Yo también lo pasé mal al morir mi madre, hace ya casi 8 años, pero el tiempo es la mejor medicina siempre, y por supuesto la compañía de todos los que te quieren. A nosotras ya sabes que nos tienes aquí. Un beso grande y felicidades por este post tan bonito y emotivo.

    ResponderEliminar
  23. Hola! Bonita entrada y emotivas reflexiones. Ánimo! Bsss

    ResponderEliminar
  24. Que entrada tan cargada de sentimientos Diana, muy bonita y emotiva. Los niños son maravillosos, me ha gustado mucho ver a tu peque y leer sus ocurrencias (¡son maravillosos, nunca se detienen!). Un besazo enorme y ánimo!

    ResponderEliminar
  25. muchas felicidades y un abrazo con pellizco enorme.

    ResponderEliminar
  26. Muy bonita la entrada. Ánimo y a disfrutar de tu peque, que está enorme !!
    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Cómo ya te dije en su momento ahora tienes un guía allá dónde esté que velará y cuidará de tí siempre.
    Que entrada más bonita y tan especial.
    No me puedo creer que Baby A ya mismo va al cole, es un chico grande.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Los comentarios son la sal del blog ¡gracias por dejar tu aportación!

Me reservo el derecho de eliminar los que contengan enlaces con el fin de publicitar o autopublicitarse, así como otros que incumplan lo indicado en el aviso legal y la política de privacidad (puedes leerlo en la cabecera del blog).