Balance 2016 de una blogger y madre novata

20:00

Tengo dos ojos oscuros, casi negros, clavados fijamente en cada movimiento que hago, unos mechones casi rubios que se ensortijan cuando duermen volviéndose rebeldes a como queremos peinar, dos orejas atentas a cada palabra y unos labios que no dejan de sonreír si yo sonrío, de masticar si mastico o de poner cara de sorpresa si así lo hago. Mímica, aprendizaje, amor, vida. Y eso, queramos o no, nos cambia, quien lo acepte bienvenido, quien no, ha sido un placer.

No suelo hacer balances anuales (vale, el año pasado si, una nueva vida y deseos de Navidad) pero este 2016 ha sido tan... tan, tan, tan, que me apetece. Me apetece porque mirando a enero me doy cuenta de todo lo que ha cambiado mi vida, de todo lo que he cambiado yo y hasta tantas cosas que me rodean, pero a la vez me siento muy orgullosa de conseguir que Entre brochas y paletas viva con más fuerza que nunca.

Quizá no con el mayor número de contenido de toda su historia (¿hay alguien ahí?), porque los parones que he hecho han sido importantes, pero si creo que con más ganas. Porque ahora tengo claro que me apasiona, cuando no tienes tiempo y consigues hacer magia para rascar unos minutos e ir hilvanando una entrada poco a poco se te pone una sonrisa en la cara. Cuando esa entrada ve la luz es como si dejaras al desnudo un trocito de ti y a la vez te vuelves un poco más selectiva con lo que haces, o si es "vulgar" intentas que tenga enfoque propio. 


Y quizá a veces siento que no tengo el reconocimiento que merezco, si, a veces soy un tanto egoísta y quiero que se me reconozcan cosas. Pero otras lo pienso en frío y ¿si disfruto con ello para qué más? Si sigo fiel a mis principios ¿para qué cambiar nada? Estoy muy orgullosa de no dejar de avanzar con pasos lentos, pero firmes.

Mentiría si digo que al mirar las fotografías más populares que he subido a Instagram durante 2016 me he sorprendido, no. 2016 me ha traído (nos ha traído) un cachorro precioso que crece a una velocidad de vértigo y en el que consumo casi todas las horas y energías, pero feliz, feliz de ver en la mini personita que se va convirtiendo, y a veces feliz de compartir alguna instantánea fugaz en la que no dejo que se le vea la cara.

Me entra la nostalgia de toda la fase del embarazo y ¡madre mía! aun tengo tanto que contaros al respecto... algún día. Viendo las fotos parece que esos nueve meses se fueron al chasquear los dedos y en realidad, al final, se estaban haciendo muy largos, por el peso de la panza y la impaciencia de verle la carita.

Este año he tenido la oportunidad de colaborar con nuevas marcas, de descubrirlas, pero también de disfrutar de viejos conocidos, de ofreceros más sorteos (me gusta también conseguir cosas para quienes me leéis), de tener un contacto más profundo con el mundo de la cosmética natural, de odiar con toda mi alma el phenoxyethanol pero a la vez darme cuenta de que los parabenos no son tan malos ni me hacen tanto daño. Noto que con el tiempo me vuelvo más crítica y me parece increíble la cantidad de cosas que he utilizado en todos estos años de blog. Aunque también me siento orgullosa de ir componiendo algo mejor las fotos de lo que os muestro (no todas, pero si la mayor parte me dejan buen sabor de boca) y de haberme creado rutinas en cuanto al cuidado de la piel. 

El tirón de orejas me lo doy porque otra vez más sigo sin modificar la plantilla, mi mente va rápido pero no doy para más. Tengo ideas pero ninguna me termina de convencer y quizá dar un giro de tuerca más radical no fuera bueno.

Ya cerrado 2016 con una sonrisa, pese a tantas cosas que voy descubriendo que no son como había pensado, pese a otras que me han sorprendido para bien. Escribo estas líneas con toneladas de sueño acumulado y contracturas en la espalda, la maternidad es bonita pero también sufrida, igual que la vida en si, una se cansa de mirar tanto postureo de perfección porque las cosas reales tienen sus pros y sus contras. Una no se levanta peinada y con la cara perfecta, una se levanta a duras penas, con sueño, con legañas en los ojos y se enfunda en su bata. Muchas veces hay personas que me preguntan que como puedo con todo, no, no puedo con todo, me voy organizando. Hay días en que tengo permiso para comerme el mundo pero otros a duras penas me puedo sentar a comer. No es cuestión de victimizar, es cuestión de compartir la realidad y ese es un aspecto en el que me gustaría mejorar este año, añadir más corazón (o lo que es lo mismo más entradas personales dentro de cierto límite).

Estoy segura de que 2017 vendrá cargado de cosas buenas, estoy segura de que aunque se cuele algo negativo intentaré que todo el peso caiga sobre lo positivo para seguir avanzando y compartiendo tantas y tantas cosas con quienes me leéis. No se me ha ocurrido mejor manera de iniciar el año que compartiendo pensamientos con vosotras.

Feliz 2017, no olvidéis pensar cosas bonitas. Un brindis grande.

¿Y a vosotras? ¿Qué cosas bonitas os ha traído este 2016, qué le pedís a 2017?



Quizá también te interese

53 comentarios

  1. Feliz año preciosa!!! Seguro que 2017 será un gran año

    ResponderEliminar
  2. ay lo que cambia la vida un bebe pero es lo mejor que he podido hacer. Los días tristes se vuelven alegres en cuanto lo miras y aunque haya ratos de agotamiento al final del día, siempre merece la pena verdad?Un besazo preciosa. Deseando leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, son un trabajo extra muy duro pero a la vez la mayor recompensa.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  3. Yo sigo aquí, desde hace ya muchas navidades que te encontré. Nunca se me olvidará que buscaba información sobre un color boost y te encontré, y me enganché. Desde entonces mi vida ha cambiado muchísimo (hasta de país) pero cada día vengo aquí para ver si has publicado. Y cuando no lo has hecho, yo espero paciente, porque siempre merece la pena y la ilusión es doble cuando vuelves. Gracias por tanto y mucho ánimo para seguir.
    Salud y mucha alegría.
    Bea ( la de Irlanda) ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bea preciosa!
      Siempre me da mucha alegría ver que sigues ahí, de verdad, no te lo imaginas. A mi tampoco se me olvidará lo amable que eres desde el primer comentario que me dejaste aquel día.
      Un beso grande y muy buenos deseos para ti y los tuyos.

      Eliminar
  4. No me extraña que no tengas mucho tiempo, un bebé absorbe mucho, luego con el tiempo echas de menos esa necesidad de tu bebé por tí, que por otra parte viene bien, yo de momento no me estoy poniendo muchas metas para este año nuevo, lo de siempre, ser mejor en todo y hacer todo mejor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta esa forma de pensar, no ponerse metas también es bueno porque da más libertad y se puede ir avanzando sin presión.
      Un beso grande : )

      Eliminar
  5. Tu 2016 fue perfecto con el pequeño cachorro, no es comparable con nada. En mi caso es de nuevo un año para olvidar y esperando q el 2017 tenga lo bueno q al 2016 le ha brillado por su ausencia

    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, bella! estoy segura de que cosas buenas estarán por llegar, te las mereces.

      Eliminar
  6. Tu balance es espectacular, que duda cabe que ese cachorrito es lo mas importante, y que cada año descubrimos cosas nuevas, afianzamos otras y denostamos algunas.
    Te deseo un 2017 lleno de descubrimientos y que podamos seguir compartiendolo
    Un besote y feliz año

    ResponderEliminar
  7. Bonita reflexión, cómo te ha cambiado la vida, o cómo nos ha cambiado desde que nos conocimos en tiempos de Ciao. Yo a 2016 lo he despedido con una patada en el culo, y a 2017 sólo le pido que me trate (nos trate) bien, y me dejo sorprender. Un abrazo, extensible a tu cachorro, y feliz año para toda la familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde entonces son muchos años, Esther, si que ha cambiado todo. Estoy segura de que 2017 te traerá sorpresas.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  8. Yo estoy segura de que el nuevo año os traerá fantásticos momentos como familia y a ti también como blogger.
    Un abrazo, bonita!

    ResponderEliminar
  9. Feliz año.
    Yo del 2016 guardo grandes recuerdos y lo único que le pido al 2017 es que se cumplan todos mis nuevos objetivos, al igual que en el 216, bss

    ResponderEliminar
  10. Preciosa entrada Diana. Gran frase, "la maternidad es bonita pero también sufrida". Yo siempre digo que mis hijos son la experiencia más maravillosa y más dura que he vivido y estoy viviendo.
    A ti te deseo que sigas siendo siempre así de natural, sincera, amorosa... Cada entrada es oro, eso sólo lo sabe la persona que está detrás de las teclas. Yo, como mami "sufrida" que también soy, las valoro mucho.
    Y qué le pido al 2017? Que sea al menos como 2016. Nunca me animo a hacer entradas de este tipo, más por falta de tiempo que por otra cosa, pero bueno...puede ser un buen propósito. Quizás me anime pronto.
    Un besazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las cosas que me ha traído este año pasado es haber compartido experiencias contigo más allá del blog, y la verdad que eres una persona estupenda. Estoy segura de que este 2017 estará lleno de cosas buenas y si te animas con una entrada del estilo, de reflexiones, me encantará leerte.

      ¡Un besote!

      Eliminar
  11. Feliz año, Diana.
    Espero que este año sigas disfrutando de tu pequeño y que sea muy fructífero en cuanto a entradas de tu blog.
    Aquí una que lleva aaaaaños siguiéndote!!!!!
    Yo le pido a este 2017 salud para seguir viendo crecer a mi hija y poder compartirlo con mi marido.
    Si de camino viene un trabajito estable, pues mira, eso que agradezco ;-)
    Un besito, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por comentar guapa! Estoy segura de que ese trabajo estable llegará más pronto que tarde, ya verás que si.
      Un beso grande

      Eliminar
  12. Me ha gustado mucho la entrada, bueno, en general me gustan mucho este tipo de entradas que haces. La verdad es que muchas veces si me pregunto de donde sacas el tiempo para redactar las entradas, porque yo entre el trabajo, la niña no sobra mucho tiempo ( y eso que pensaba que una vez empezara el colegio estaría más relajada..). También es cierto que el tiempo que tengo de sobra, muchas veces lo prefiero emplear en otras cosas. Para mi el 2016 ha sido un buen año. El anterior, el 2015, fué un caos al principio ya que dejé una relación y empecé otra y eso supuso un cambio para mi y para la niña, pero la verdad es que el 2016 he estado mucho mejor, mas sosegada. Ademas, la maternidad se va haciendo cada vez más llevadera. Yo el blog de momento lo voy a dejar un poco más relajado y compartiré más cosas de mi día a día o mis opiniones a través de Instagram, ya que me resulta más rápido que estar toda una mañana para una reseña, aunque es verdad que en el blog se puede explicar las cosas mucho mejor.
    Al nuevo año, no le pido nada especial, solo que las cosas no vayan mal, en ningún aspecto. Trataré de mejorar mi vida en muchas cosas pero tampoco sin agobiarme. Besos y sigue así con el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu super comentario, guapa. Me alegro de que el 2016 fuera mejor, seguro que este trae otro puñado enorme de cosas buenas.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  13. Feliz año Diana!
    La maternidad es como una carrera de fondo, lo bueno es que lo que al principio te parece muy cuesta arriba al final consigues ir organizándote y el terreno se va allanando. Yo abrí el blog cuando mi segundo retoño tenía apenas año y medio, han pasado 5 años y sigo quitándome horas al sueño para llegar a todo y a todos, pero aún así compensa...
    Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, de verdad, sabía que era duro pero no hasta que punto. Pero bueno, ellos lo compensan todo, verdad? y somos muchas las que nos quitamos ratitos de otras cosas para seguir adelante con esta pasión.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  14. tu 2016 sé que ha sido muy especial con la llegada del cachorro, así que espero que este 2017 también te traiga muchas alegrías

    ResponderEliminar
  15. Feliz año preciosa!!
    A mí el año 2016 me ha traído muchas cosas buenas. Cambios en lo laboral que me hacen feliz cada día y personas que han llegado para quedarse. Un gran año, la verdad. Esperemos que 2017 sea como mínimo igual de bueno.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que si, me alegro muchísimo de lo bien que te va : )

      Eliminar
  16. Muy bonito el post, me ha encantado!! Yo mi 2016, así bueno en varios aspectos, y espero que esté 2017 sea bueno en otros como el trabajo. Un beso guapa!! Y Feliz año!!! ��������

    ResponderEliminar
  17. Ay Diana... parece que me hubieses leído la mente. Todo, todo lo que has escrito lo he pensado en algún momento (sobre todo ahora que soy madre), y me he sentido muy identificada con la sensación 'triunfalista' de hacer malabares para seguir publicando. Se nota que nos gusta lo que hacemos y que a pesar de que a veces tengamos días difíciles, nos da muchas satisfacciones.
    Salud y que el 2017 sea aún mejor... (y por supuesto muchos besos para ti y para tu precioso bebé).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que le decía a Oly, a veces me siento un poco sola con todo esto pero después me doy cuenta del montón de mamás que somos las que sacamos tiempo de donde casi no lo hay por esta pasión común.
      Un beso enorme y otro para esa niña preciosa que tienes.

      Eliminar
  18. Me ha gustado mucho tu visión del 2016, muy positiva. Yo, la verdad que pienso que 2016 no ha sido un año para tirar cohetes, pero si que han habido algunas cosas buenas, aunque sean pocas. Así que me quedaré con eso y con que ha sido un año de aprendizaje que también es importante.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la actitud, hay que positivizar, si no ha sido lo mejor seguro que llegan cosas más buenas.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  19. Sigo aquí y seguiré.
    Me parece estupendo que te tires de las orejas pero yo veo una plantilla estupenda y tan personal que la dejaría así cómo está.
    Por otra parte este año te ha traído mucho trabajo pero mucha recompensa a modo de sonrisas del pequeño Baby A.
    Mi año pasado no ha sido el mejor y por eso me he enfocado en hacer 2017 mucho mejor.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapa, estoy segura de que este año te traerá cosas buenas, si el pasado no se portó muy bien este lo tiene que compensar porque a la gente buena le llegan cosas buenas.
      Un beso enorme : )

      Eliminar
  20. La verdad es que tu balance yo lo veo bastante positivo, sólo el cachorro compensa por todo lo demás, y los parones...bueno yo creo que los que te seguimos desde el principio sabemos que en ciertos momentos de la vida hay que parar, y más con un nuevo miembro en la familia!

    Besitos y feliz año!

    ResponderEliminar
  21. Me ha gustado mucho tu sinceridad en esta entrada.Siempre se habla de lo bueno y maravilloso pero hay que ver la realidad que hay detrás. Estaré encanta de seguir leyendote este nuevo año. Un besazo y feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias guapa! creo que en todos los espacios debería gastarse un poco más de sinceridad, todas lo agradeceríamos.
      Un besote y mis mejores deseos para ti también.

      Eliminar
  22. Eres todo corazón, ahí radica tu magia y tu encanto💕

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que aparezcas para dejar un comentario y tomarte un tiempo para leer... en serio, no sabes que alegría tan grande.
      Un beso enorme : )

      Eliminar
  23. Ha sido un año en el que has empezado una aventura maravillosa, normal que ahora toda tu vida este un poco patas arriba hasta que se vuelva a organizar y crear una nueva rutina, por eso no te preocupes si hay periodos en que estas más perdida del blog, hay momentos en los que hay que priorizar :) Por mi parte aquí seguiré esperando con muchas ganas todos tus post. ¡Que tengas un 2017 aun mejor si es posible!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias guapa! Ayuda mucho saber que hay personas esperando al otro lado.

      Eliminar
  24. Cuánta razón!, a mi en 2016 , el 3 de enero, también me cambió la vida, totalmente, de no tener tiempo ni para rascarme y aún así, al tener un parón cuando me dieron la baja por el embarazo, me dio tiempo a darme cuenta que echaba tanto de menos este mundillo (al que me he dedicaba antes profesionalmente) que decidí hacer un blog y sí, ya tiene que ser amor porque sacas tiempo de donde no hay, para hacer fotos, editar, escribir, con mil ideas y como mucho una publicación a la semana, a la que le dedicas cada ratito que puedes.. Pero esos ojitos, esa sonrisa, esas manitas,esas primeras palabras,, hacen que todo esfuerzo, sacrificio, incluso nuestras ojeras tengan sentido.
    Un beso preciosa y ya verás como 2017 será un gran año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabes? a veces me desespero un poco con ese tema, pero después veo que somos un montón de mamás las que tenemos que rascar minutos para llegar y me siento orgullosa de todas.
      Seguro que si, 2017 será un gran año, con ellos todo es diferente y mejor.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  25. Estoy segura de que el nuevo año sólo te va a traer cosas bonitas Di! Aunque más bonitas que ese cachorro no van a poder ser :) Un besazo enorme^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que linda eres Sara, ojalá. Otro beso enorme para ti.

      Eliminar
  26. Cómo te comprendo! Si te digo que estoy tocando el ordenador para ver blogs por fin desde hace meses cómo te quedas? Normalmente no me queda otra que entrar de noche un rato, mientras duerme él, y arañar yo horas de sueño. ains! Pero el amor nos puede!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es un camino de espinas y rosas como tantas cosas en la vida : )

      Eliminar
  27. Te va parecer un poco fuerte, pero en su momento cuando publicaste este post, te escribí un comentario el cual me guardé pues no me dejaba comentarte, así que aunque bastante tarde ahora que puedo te lo pego tal cual lo hice:

    ¡Querida Diana!

    Yo creo que es bueno hacer balances y compartirlos como has hecho con este post, pues una manera de hacer un repaso mental (tú) y que las lectoras te conozcan un poco más.
    Creo que mi 2016 ha estado bien, pero nunca se podrá comparar al tuyo porque has recibido un regalo maravilloso que ha venido a cambiarte la vida sí, pero a pesar del cansancio, de la sensación de agotamiento y de no llegar a donde deseas, seguro que merece bien la pena.
    Te entiendo tan bien... pues yo también deseo hacer cambios en mi blog y me es imposible, pero oye todo llegará. Lo primero es lo primero y el blog aunque es una parte muy importante de nuestras vidas, en definitiva es un hobby no? Aunque un hobby que se parece más a un trabajo que otra cosa... (ya me entiendes).
    Me quedo un poco con el pesar de que por falta de tiempo no he podido visitarte y comentarte como antes a ti y a otras compañeras bloggeras, pero eso no significa que el cariño no esté, al igual que la admiración.
    Así que espero, si Dios quiere, acompañarte en este 2017 como lectora y como compañera blogger pues yo sigo con la misma ilusión del primer día y con ganas de contar cosas nuevas y proyectos miles...
    Ánimos con esa maternidad, que estoy segura que lo estás haciendo estupendamente.

    Un abrazo grande y mis mejores deseos para este 2017...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Gladys,

      Me has emocionado mucho con tus palabras, no me parece fuerte, jaja, me parece un detalle precioso que te hayas tomado la molestia de guardar el comentario para cuando te dejara.

      un beso enorme : )

      Eliminar

¡Gracias por comentar!
Si tienes vinculado un correo a tu cuenta te responderé por email, en caso contrario lo haré aquí mismo ^_^
Por favor, no dejes link a tu espacio, si me interesa visitarte podré hacerlo desde tu perfil, o puedes enviarme un email. Los comentarios que contengan links pueden ser borrados por dicha razón.
Ayuda a mantener el blog libre de spam ¡gracias!