¿Qué hidratantes corporales me fueron eficaces? | Embarazo

20:00

Creo que una de las paranoias que te entran cuando te quedas embarazada es el cuidar la piel como si no hubiera mañana, quizá porque nos venden que tras la maternidad tenemos que seguir siendo perfectas o quizá porque simplemente somos presumidas y nos gusta cuidarnos. Me quedo con la segunda alternativa ya que aunque yo tenía estrías de adolescencia en los muslos (y muchas) no quería que salieran muchas marcas en la barriga, por ejemplo. Además, el vernos bien sube la autoestima y ¿desde cuándo es delito quererse?

Para ello era vital utilizar cosas que me aportaran una hidratación correcta, a la vez que no tuvieran aromas que me molestaran y que fueran respetuosas. Ya os conté cuando hablé del phenoxyethanol lo concienciada que me sentía en ese momento porque todo lo que pasara por mi influía en el cachorro. Así que llegó el momento de hablaros de las hidratantes corporales que utilicé durante el embarazo, aunque quizá al final de alguna pincelada de lo que también usé durante el puerperio. Hablo de embarazo pero también pueden servir para otras situaciones en las que se aumenta o disminuye de peso, o simplemente ayuden a quien busca un extra de hidratación.

hidratantes corporales embarazo

Primer trimestre de embarazo

Partamos de que aunque la piel de mi rostro es grasa la del cuerpo es seca como la de un lagarto, más aun cuando llega el frío, si no la hidrato correctamente me comienza a picar y es molesto. Durante el primer trimestre hay que evitar los aceites esenciales, tenía muy claro que usaría aceite de almendras, por ejemplo, porque es seguro pero en ese tiempo preferí optar por otras alternativas más ligeras y esas fueron:

- Lluvia de rosas de Carla Bulgaria*, os hablé de ella, proporciona la hidratación correcta que dura casi todo el día y el aroma suave a rosas me relajaba. No lleva parabenos, empecé a ser constante y aplicarla dos veces al día. Puede parecer una lógica aplastante pero creo que hasta el embarazo no me conciencié de lo importante que es hidratar la piel del cuerpo, era algo que me daba bastante pereza, ahora parece que he creado rutina y se nota la diferencia.

- Aceite divino de Caudalie*, en la zona del vientre se me quedaba corto con el paso de las horas así que lo utilizaba más para el resto de zonas. Es un aceite seco que hidrata bien en pieles normales, en algunas zonas más secas se queda corto y al final lo veo un poco capricho comparando con otros más naturales que a la larga cunden más y dan mejor resultado, lo que no quita para que sea un producto que me guste. Me considero muy fan de como huele aunque se que no a todo el mundo le agrada.

- Hidratante corporal de Sephora*, de textura ligera e hidratación bastante floja, a mi se me quedaba corta porque no duraba ni medio día, notaba la piel tirante y al final las piernas me terminaban picando. Así que fue un "fail" absoluto que no recomendaría. No os subo foto de los ingredientes pero os imaginaréis que muy sanos no son, la mini talla que gasté vino en una cajita de suscripción.

- Manteca de Karité 85% con aceite de almendras LK de natural beauty*, desde ese momento me hice muy fan de la manteca de karité. Pensé que sería algo pringoso e incómodo de usar porque lo veía muy denso, pero ¡qué equivocada estaba! Cuenta con certificado ecocert, lo que me daba cierta confianza en cuanto a los ingredientes. Aunque es muy densa se calienta con los dedos sin esfuerzo y la hidratación duraba todo el día. El aroma era suave y me acostumbré a él. La única pega que le veo es el precio pero existen otras alternativas económicas que funcionan igual de bien.

Segundo y tercer trimestre de embarazo

Llegó el segundo trimestre y me volví (literalmente) loca por los aceites, tener la confianza de poder utilizarlos y quitarme todos los perjuicios que tenía hasta ese momento sobre ellos me dió la vida, más aun durante el tercer trimestre, puesto que es lo que estuve utilizando hasta después de dar a luz, ¡y qué buen resultado!

- Aceite de almendras de Natural Carol*, lo mejor de todo es que no le sacaba olor a nada y que aplicándolo con la piel húmeda la hidratación era fantástica. No dejaba sensación de pesadez ni tenía que esperar demasiado para vestirme, tampoco me manchaba la ropa, aunque tener en cuenta que fue durante la época de frío. Era un gustazo untarse de aceite y ponerse el pijama, tras la ducha, antes de ir a dormir. Dos veces al día insistiendo más en vientre y muslos, una vez nada más en todo el cuerpo.

- Aceite antiestrías de Natural Carol*, es algo más denso que el anterior y nada más lo utilizaba en el vientre y los muslos. Si tiene aroma, como a plantitas pero bastante suave, lo estuve utilizando también durante el puerperio y me dio pena que se terminara, el combo de aceites con los que juega son agradables. 

manteca karite sabta

Manteca de karité y argán de Sabta, si la manteca de karité fuera amor tendría esta consistencia. La que os mencionaba antes era sólida, esta está batida y es muchísimo más cómoda de utilizar, aunque igualmente nos obliga a masajear bien la piel e irla calentando. Ese punto me agrada porque al tener que insistir los obligamos a estar un rato más mimando la zona.

manteca karite sabta

Se funde bien, el olor apenas se aprecia (menos que con la otra) y aunque la hidratación es correcta durante todo el día la utilicé dos veces como mínimo, la zona de la tripa se volvía más tirante al tensarse, no es que la manteca se quedara corta. Solía utiilizarla nada más para el vientre y la zona del pecho.

manteca karite sabta

Ingredientes simples y perfectos. La caducidad que marca de 9 meses no es problema porque con constancia nos la "comemos" antes.

velastisa antiestrias isdin

Velastisa antiestrías de Isdin*, tiene aroma pero no me resultaba molesto. La textura es muy ligera y se extiende bien, a nivel de hidratación está bastante bien aunque en comparación con las mantecas de karité o los aceites es menor (lógico). El único pero que le pongo es que nada más aplicarla tenía cierta sensación de frío, acostumbrada al "calor" que conseguía con los otros productos con esta crema no me sucede, no entra en "calor" por más que la frotemos previamente con las manos. No terminé el envase del todo y la acabé después de dar a luz cuando había comenzado el calor, ahí me gustó mucho más, por lo que la recomendaría más de cara a primavera-verano.

velastisa antiestrias isdin ingredientes

Al final la barriga volvió a su sitio unos meses después, terminé lo que quedó a medias y seguí con otro aceite de almendras, no existen los milagros cuando la piel se ha dado tanto de si y yo era toda barriga. Seguí con la hidratación y hasta el día de hoy intento llevar esa constancia. Las estrías que tenía en los muslos ahí siguen estando, puede que haya aparecido alguna más pero apenas las he notado, en la barriga el resultado ha sido muy bueno, tengo alguna marca leve pero nada antiestético ¡y me siento bien! Todo se termina basando en eso, sentirse bien.

En mi caso no lo creí conveniente pero existen alternativas, existen ciertos tratamientos estéticos que pueden ayudar. Se que suena superficial pero doy fe de ese agobio y esa pequeña tristeza que puede entrar durante el puerperio, a veces tener que guardar reposo o llevar una vida más calmada de la que estás acostumbrada no ayuda y verse bien por fuera, además de rodeada de la gente que te quiera, lo cambia todo (sobre estas sensaciones igual me animo a escribir más adelante).

Existen centros estéticos en los que se trabaja con luz pulsada para tratar problemas de granitos hormonales o ciertas manchas que pueden resultar antiestéticas, el peeling químico, o a nivel corporal técnicas que cada vez están más de moda como son la presoterapia o la cavitación. Aunque para las cicatrices (en caso de cesárea) ayuda mucho la rosa mosqueta también hay disponibles alternativas combinadas por profesionales para disimularlas. A nivel personal destaco algunas arañas vasculares que me han quedado en las piernas, no son molestas pero si algo antiestéticas, entiendo que haya personas que se las quieran tratar y la mejor opción es acudir a buenos profesionales.

Esta última parte depende muchísimo de como os sintáis, a que deis más prioridad y un largo etc, me apetecía dejar una pequeña pincelada porque también creo que tiene que ver con el resultado de la correcta hidratación o no de la piel, de su estado (aunque influyan otros factores, claro está).

Así que si alguien me pregunta cuales son las mejores alternativas para cuidar la piel durante el embarazo sin duda le dejo mis recomendaciones. Preferí evitar el famoso Bio-oil o la lata azul de Nivea, la de toda la vida, porque sus ingredientes no me inspiraban demasiada confianza, aunque se que tienen muchos adeptos. He añadido unas cuantas fotos de los dos productos que no tenían reseña en el blog, para ver los detalles del resto (como son los ingredientes) podéis remitiros a cada reseña. 

Vosotras, ¿qué utilizasteis para hidratar la piel durante el embarazo o qué usáis normalmente que os funcione muy bien?

* Los productos señalados con un asterisco han sido enviados por la marca/empresa/web para que los utilice, he dado mi opinión de forma sincera. Existe un enlace externo.



Quizá también te interese

31 comentarios

  1. A mí me da rabia no ser constante con la hidratación, sobre todo porque también tengo piel seca como un lagarto, ja ja. Yo uso mucho los aceites, alternándolos con cremitas, la crema de karitë batida me ha enamorado 😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no lo era Esther, y ahora hay días en que no tengo tiempo, pero durante esa época la verdad que creé ritual y hasta me servía de relax.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  2. Yo durante mi embarazo usé aceite esencial de almendras a partir del segundo trimestre y hasta el parto y aceite de rosa mosqueta para mí super cicatriz de cesárea. Ambos cumplieron bien su función: no me salió ninguna estría en la barriga (y yo también era todo barriga) y después volvió toda a su sitio; y la cicatriz no se nota apenas, a pesar de estar en una zona que no se enseña (pero yo sí me la veo). El aceite de almendras lo compré en Mercadona y el de Rosa de Mosqueta lo compré en herbolario. No recuerdo la marca porque se lo presté al tío de mi marido y aún estoy esperando que me lo me devuelva.

    ResponderEliminar
  3. Pues no es algo de lo que espere echar mano pero esta bien saber que no hay que rehipotecarse para conservar una piel estupenda tras un embarazo
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuve en mente productos que se subían de precio pero viendo mi experiencia creo que no merecen tanto la pena tirando de aceites puros.

      ¡Un besote!

      Eliminar
  4. Yo aún soy muy joven para bebés y todavía no me planteo embarazos (dentro de unos años otro gallo cantará), pero cuando llegue el tiempo, tengo claro que ni cremas ni nada. Mantecas y aceites puras para rebozarme en ellas!! Ajajaja. Yo tengo arañas vasculares de toda la vida, así que vivo con resignación... Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el grado de hidratación que te dan es otro mundo.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  5. Yo hidrato todos los días la piel del cuerpo pero no tengo marca concreta porque varío muchisimo.

    ResponderEliminar
  6. Yo también utilicé varios aceites y la antiestrías de Isdin, la verdad es que no encontré ninguna favorita pero salí del paso bastante bien.
    En mi caso no me salieron estrías, pero eso es lo de menos, hay que quererse pase lo que pase!
    Bss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, como nos queramos nadie lo hará y ahora tenemos más responsabilidades.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  7. No he estado embaraza, pero mi mayor problema es la falta de constancia, porque por hidratantes no es!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta pero, como con todo, es cuestión de crearse una rutina : )

      Eliminar
  8. Me ha parecido una entrada muy interesante. La de Sephora no me extraña que se te quedara corta porque ya de por sí la noto demasiado ligera. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  9. Yo reconozco que no me preocupé mucho por la hidratación y es que en el primer trimestre no me dí nada de nada porque me enteré casí a las 9 semanas que estaba embarazada. Y en el segundo trimestre me empecé a dar la crema Nivea de toda la vida, ya que decían que era muy buena y también la iba alternado con el Bio oil. El problema es que tenía que haber empezado mucho antes ya que entre lo delgada que estaba, lo poco hidratada que estaba mi piel y la enorme barriga que tuve el ultimo trimestre me han hecho tener muchísimas estrías, que van de lado a lado. Pero a día de hoy, cada vez le doy menos importancia. De antes del embarazo ya tenía también estrías en los muslos, de algunos cambios bruscos de peso, y antes las tenía más moradas pero con el tiempo se van notando menos.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, está claro que tenemos cosas más importantes pero nunca está demás cuidarse.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  10. Hola!
    En verano no tengo problema con el tema de la hidratación. Yo creo que como la llevas más al aire, la tienes más a mano y te cuesta menos. Sin embargo, ahora con el frío me da muchísima pereza y tengo que forzarme. Me apunto algunas de las cosillas que enseñas que tienen buena pinta.

    Un beso
    Anna

    ResponderEliminar
  11. Yo también me hice aún más fan de los aceites corporales durante el embarazo y logré salir invicta de mi guerra contra las estrías :). Mis favoritos, el de almendras y el antiestrías de Eucerin.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de Eucerín lo quiero probar más adelante por tu culpa : )

      Eliminar
  12. La manteca de Sabta es que la tenías que probar, a mí me encanta, hace un montón de inviernos que en casa siempre la usamos para píes y piernas y si quieres probar algún olor especial "Pastelito de limón" es el tuyo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que darte tantas gracias por eso y por lo del nene... aunque lo del nene y los agradecimientos van a ir en otra entrada.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  13. Un post muy interesante, me ha encantado.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. La manteca batida tiene que ser una maravilla!Me ha encantado la entrada, me la guardo para revisarla cuando vaya a ser mama. bsts!

    ResponderEliminar
  15. Yo para hidratar el cuerpo soy un desastre, me lo he propuesto mil veces, pero acabo haciéndolo cuando me acuerdo y menos de lo que debería. Tengo muchas ganas de probar la manteca de karité, hace tiempo había usado una crema de TBS que la tenía, pero supongo que pura será mejor que mejor, así que me anoto las que reseñas. Ahora estoy usando las hidratantes de Notaliv y van genial, la de caléndula se absorbe genial y la de hueso de uva es reafirmante ^^
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He usado cremas que llevaban la manteca y no tiene nada que ver a utilizarla pura. Estoy segura de que te iría muy bien.
      ¡Un besote!

      Eliminar
  16. Muy útil y completo el post. Gracias.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!
Si tienes vinculado un correo a tu cuenta te responderé por email, en caso contrario lo haré aquí mismo ^_^
Por favor, no dejes link a tu espacio, si me interesa visitarte podré hacerlo desde tu perfil, o puedes enviarme un email. Los comentarios que contengan links pueden ser borrados por dicha razón.
Ayuda a mantener el blog libre de spam ¡gracias!